Cómo eliminar vellos, manchas y puntos negros de tu rostro ¡Totalmente efectivo!

Tanto el vello como las espinillas y puntos negros que se acumulan en diferentes partes de tu rostro, pueden ir dejando una apariencia desagradable en el aspecto del cutis, especialmente si no has prestado el suficiente cuidado a los mismos.

Sin embargo, a pesar de su existencia no es necesario que gastes grandes cantidades de dinero cuando tienes el poder de deshacerte de ello fácilmente, mediante ingredientes naturales que seguramente siempre tienes en casa. Ahora te contaremos ¿qué necesitarás para eliminar todas estas imperfecciones? Todo con la rapidez de una efectiva mascarilla facial.

Remedios caseros y naturales

Remedios caseros y naturales

 ❤Ingredientes

  • Gelatina sin sabor en polvo
  • 1 taza de leche caliente
  • Miel
  • Aceite de árbol de té

 ❤Pasos para seguir durante la preparación

En un recipiente, coloca una cucharada de gelatina sin sabor en polvo, seguido de la medida de leche caliente indicada.

Posteriormente ve removiendo bien ambos ingredientes con ayuda de una cuchara hasta que ambos elementos queden bien integrados.

El paso siguiente consiste en agregar una cucharada completa de miel a la mezcla y seguir removiendo, de forma que todo vaya tomando la consistencia ideal. El ingrediente clave es el aceite de árbol de té,  éste lo colocarás seguidamente, aplicando alrededor de 6 gotas sobre la mezcla y sigue revolviendo para tener todo bien homogéneo.

 ❤¿Cómo aplicamos la mascarilla?

Es importante que antes de colocarla en el rostro tengas a la mano una toalla pequeña húmeda y caliente.

La colocamos que cubra todo el rostro, siendo este el primer paso, pues es una de las formas que existen para abrir los poros eficazmente y hacer que la mascarilla vaya dejando un mayor efecto en toda su superficie, además de servir para limpiar el cutis desde lo más profundo.

Seguidamente, con ayuda de un pincel para rostros comienza a aplicar la mascarilla de manera uniforme, cuidando que esta no vaya dejando espacios en blanco. Recuerda que toda la cara es importante, por eso hay que cuidarla en su totalidad.

Una vez que has aplicado completamente la mascarilla, debes dejar un tiempo de espera de 30 minutos hasta que se seque por completo, verificando en el tiempo que haya quedado rígida.

Una vez que ya está totalmente seca comienza a retirar la mascarilla, despegándola del rostro comenzando desde la barbilla hacia la parte superior. Al retirar la mascarilla por completo verás cómo quedan las espinillas, los puntos negros y los vellos indeseados en el remanente asiliconado de la mascarilla que has retirado.

Verás que es una maravilla cuando estás buscando la estrategia perfecta para acabar con esos accesorios molestos que a veces tenemos visibles en el rostro.

Deja tu opinión