Desafío de 5 días para reparar la piel

A veces la rutina, el día a día y el descuido inconsciente de nuestra piel, causan que al vernos en el espejo encontremos cada vez más arrugas, bolsas debajo de los ojos, manchas, poros gigantes y esos puntos negros que tanto molestan. Esta rutina de cuidado del rostro te ayudará a recuperar lo radiante y el aspecto saludable de tu piel, con ingredientes económicos y muy fáciles de encontrar podrás ver resultados notorios en 5 días.

❤ Primer paso: Máscara facial de banana en la mañana

Máscara facial de banana

  • ½ banana.
  • Una cucharada de leche.

Tomas la banana y la cortas en rodajas, luego, aplástala hasta que se forme una pasta fina. En otro recipiente, viertes la cucharada de leche y añades dos cucharadas de la pasta de banana, los mezclas bien hasta que se forme una pasta suave. Usas una brocha limpia y aplicas la pasta sobre tu rostro en capa gruesa, encargándote que cubras toda tu cara, y si lo deseas, puedes aplicártela en el cuello y dejarlo allí por 15 minutos, luego lo lavas con agua fría. Hacer esto a diario te dará una piel con un aspecto radiante y joven, ya que la banana contiene nutrientes que luchan contra las arrugas que evitan la aparición de arrugas finas y manchas de la edad. Sentirás la diferencia inmediatamente, sintiendo la cara suave y bien hidratada debido a que contiene vitamina A, repara la piel dañada y seca, haciendo que se recupere de la falta de humectación.

❤ Segundo paso: Tonificador de agua de arroz

  • 1 vaso de agua.
  • ½ taza de arroz.

En un recipiente, dejas el arroz y el agua y lo dejas remojar por 30 minutos, removiéndolo hasta que el agua quede turbia y lo cuelas. El agua que resulte luego de pasarlo por el colador, la viertes en un recipiente, preferiblemente con un spray. Luego, aplicas este tonificador en tu rostro después de la máscara de banana, y con una bola o una almohadilla de algodón, lo frotas delicadamente por un par de minutos, luego dejas secarte el rostro al aire. Mientras más lo utilices, sentirás la piel más apretada, lisa y radiante. El agua de arroz es un tonificante natural hipoalergénico, contiene inotisol, el cual ayuda a la circulación de sangre en la cara, y disminuye la apariencia de poros abiertos, dejando una piel de porcelana.

❤ Tercer paso: Cubos de hielo con papas

  • Una papa.
  • 3 cucharadas de semillas de granada.
  • Una cucharada de agua.
  • ½ limón.

Pelas la papa y la rallas con un rallador de cocina, después la introduces en un mezclador junto con las semillas y el agua. Al tener el jugo de todos los ingredientes, le añades el jugo de limón equivalente a medio limón, y luego lo viertes en una bandeja de hielo y lo dejas congelar. Luego de que estén congelados, están listos para ser usados, masajeas 2 o 3 cubos de hielo en forma circular por todo tu rostro. Esto no solo te va a aclarar los puntos oscuros, sino que también te ayudará a sellar los poros abiertos, aumentar la circulación de sangre en el rostro y darle un glow natural. La papa también te ayudará a eliminar las ojeras, la hinchazón, aliviar las quemaduras solares y retrasar la aparición de arrugas.

❤ Cuarto paso: Tonificador de pepino

  • Un pepino.
  • ½ limón.
  • 2 o 3 cucharadas de agua de rosas.

Cortas el pepino en cuadros pequeños y lo licúas, después de eso, cuelas el jugo resultante y añades el equivalente a medio limón, agregas 2 o 3 cucharadas de agua de rosas y mezclas bien. Lo pasas a un recipiente con rociador, y te lo rocías en el rostro luego de haber realizado el proceso con los cubos de hielo y papas. Es importante que guardes esta mezcla dentro del refrigerador, puedes usarlo las veces que desees, en el rostro, cuello, espalda y hasta en las piernas y manos. Es importante que tengas cuidado al rociarte el rostro, ya que el limón puede causar irritación en los ojos. El pepino contiene vitamina A, C y E, que favorecen la producción de colágeno y elastina, manteniendo la piel radiante y joven.

❤ Quinto paso: Hidratante

Para culminar con esta rutina diaria, lava tu cara para enjuagar el tóner de pepino, aplica la crema humectante que prefieras, y lo dejas toda la noche. En la mañana, lavas tu cara con agua para limpiar el rostro.

❤ Resultados increíbles en pocos días

rostro limpio

En tan solo 5 días podrás notar la gran diferencia en tu piel. Estará más suave, limpia, hidratada, y notarás mejoras en las muy comunes bolsas debajo de los ojos e hinchazón, ya que todos los procedimientos mencionados en la rutina diaria aumentan la circulación de sangre. Los poros se disminuirán de forma evidente, y tendrás muchas menos imperfecciones y manchas, además de que retardarás el aparecimiento de arrugas. Al tener un rostro suave y radiante, te dará un mayor nivel de seguridad que necesitarás durante el día, y podrás verte increíble hasta sin maquillaje.

Deja tu opinión