Cómo aclarar las axilas oscuras sin fracasar en el intento ¡Te sorprenderás!

Sabiendo  cómo aclarar las axilas naturalmente no temerás levantar tus axilas por terror a verte con una apariencia oscura y desagradable.

Ahora podemos evitarlo a través de una receta realmente efectiva que nos aclarará las axilas con una efectividad ¡comprobable!

Nada peor que ver a alguien con las axilas con un tono más oscuro que la de su piel. Muchas veces hace referencia a un semblante antihigiénico o bien antiestético, sin tener el poder de conocer que esto podemos mejorarlo radicalmente y volver a devolverle el tono original a la misma, quedando completamente aclaradas.

Aclarar-axilas

❤¿Qué necesitarás?

  • 2 cucharadas de harina molida
  • 2 cucharadas de jugo de papa
  • 2 cucharadas de jugo de remolacha

 ❤ Modo de preparación

Para empezar, en un recipiente de vidrio coloca la medida de harina molida previamente indicada, seguidamente agrega el jugo de remolacha y el jugo de papa.

Remueve consistentemente hasta que el color fucsia abarque toda la mezcla y consigas que todo quede perfectamente homogéneo.

Posteriormente, toma una toalla húmeda con agua caliente y aplícala sobre cada axila, (con ello se abren los poros) y así conseguirás  que los vellos puedan salir con mayor facilidad.

Con la yema de los dedos ve aplicando en toda la superficie de la axila la mezcla

Es de aclarar que dentro de los beneficios del jugo de papa se encuentra el debilitar la raíz del bello, haciendo que tengas buen resultado cuando vayas aplicando la mezcla.

Con la mezcla debes hacer que se cubran completamente todos los bellos de la zona axilar. Mantén la axila levantada, por lo que es ideal que estés acostada de forma que no te canses con facilidad.

Una vez que esté relativamente seca la mezcla sobre la axila, consigue una esponja de baño rústica y empieza a remover la mezcla seca con la misma, hazlo con fuerza para conseguir los resultados deseados.

Después que retires toda la mezcla con este tipo de esponja verás cómo los resultados comenzarán a verse desde la primera aplicación.

También veremos como a medida que pasan las semanas la zona axilar se va aclarando de forma realmente notoria, inclusive ya a la tercera semana los cambios serán tan notorios que podrás colocarte la franela que tanto habías soñado, sin el riesgo de que lleguen a verse las desagradables axilas oscuras.

Es importante que limpies tus axilas con esta mascarilla especial, frecuentemente, de forma recomendada 3 veces por semana. Así conseguirás el aspecto que siempre quisiste y en tiempo récord. Olvídate de las afeitadoras, pues esto solo hará que las manchas vuelvan a aparecer.

Deja tu opinión